Hilos faciales

Hilos faciales

Se trata de una nueva técnica que provoca un “efecto lifting”, apreciable de forma inmediata, a la vez que favorece la producción natural de colágeno.

Estimula el rejuvenecimiento de la piel, retensándola, aportándole vitalidad, elasticidad y mayor luminosidad. Mejora el aspecto de las pequeñas arrugas, los pliegues nasogenianos y la piel flácida. Muy eficaz en tratamientos faciales y corporales. Sin tiempo de recuperación. La incorporación del paciente a su vida laboral y social es inmediata, pudiendo incluso maquillarse.

 

La tensión ocasionada por los hilos implantados produce  desde el primer momento un efecto lifting visible. Los hilos empiezan a actuar inmediatamente. A partir de la tercera semana los efectos reales empiezan a ser visibles. El punto máximo del efecto se alcanza al cabo de 2 a 3 meses.

 

volver