Hilos corporales

Hilos corporales

Los hilos tensores han entrado ampliamente en nuestra práctica clínica diaria y han revolucionado el tratamiento y  la prevención de la flacidez corporal. Dado que son potentes inductores de la síntesis de colágeno, los hilos traccionan los tejidos creando “el efecto lifting “en la zona tratada. Inducen una reesructuración cutánea. El resultado final depende del estado  inicial del paciente ya que no todo tipo de flacidez se puede tratar con esta técnica.

¿Cómo se realiza?

Se realiza con anestesia tópica. Las zonas más demandadas son el abdomen, parte interna de los muslos, rodillas, brazos, papada y cuello.

Tras el procedimiento el paciente puede incorporarse inmediatamente a su vida laboral y social.

Debería de evitar realizar esfuerzos y ejercicio físico intenso. En algunos casos será necesario la toma de antiinflamatorios unos días después de la intervención.

 

volver